22/05/2011

Review: Ebook Reader Sony PRS-600

Posted in General a 19:23 por luciabs

Desde hace poco más de cuatro meses soy la feliz poseedora de un Ebook Reader Sony PRS-600. Después de haber leído siete libros con él, estas fueron mis experiencias:

Pantalla

La pantalla de 6” del PRS-600 es táctil, resistiva y muestra imágenes en hasta 8 niveles de grises. Gracias a la tecnología e-ink, leer en este gadget es casi similar a hacerlo en un libro de papel, y debo decir que después de años de leer en la PC, la verdad es que la diferencia se nota, la vista no se cansa para nada. Mis ojos están agradecidos y mi espalda también.

Formatos

Hice pruebas con distintos formatos (leí al menos un libro completo en cada uno) y estas fueron mis conclusiones:

  • RTF: Es el que más estoy usando ya que la mayor parte de mi biblioteca virtual está en formato Word (.doc), y la conversión es sencilla. La principal desventaja que le encuentro es que tarda mucho en abrir un archivo por primera vez (en el orden de los 30 segundos, obviamente esto no pasa cuando uno lo reabre para seguir leyendo), y apróximadamente lo mismo al cambiarle el tamaño a la letra. Fuera de eso, la experiencia de lectura es bastante satisfactoria y no se justifica la conversión a otro formato.
  • PDF: Es un formato que se comporta bastante bien si el tamaño de la hoja es similar al de la pantalla del Ebook Reader (es decir, si está maquetado específicamente para tu aparato o para uno con el mismo tamaño de pantalla), de lo contrario no es una buena opción ya que la visualización no siempre es correcta, especialmente si cambiamos el tamaño de la letra. Ni hablar si el archivo tiene encabezados o pies de página, o si a la persona que lo creó se le ocurrió poner una imagen de fondo.
  • EPUB: Si bien mucha gente lo recomienda, no me gustó mucho porque el texto se muestra sin justificar (aparentemente no tiene nada que ver con el maquetado del libro), y al tratar de cambiarle el tamaño de letra los cambios son muy bruscos (del más chico al intermedio el tamaño se duplica).
  • LRF: También demora algunos segundos al abrirlo por primera vez (aunque mucho menos que los RTF). En general fue con el que tuve una mejor experiencia de lectura, aunque bien puede tratarse de que los libros que me tocó leer en este formato estaban excelentemente maquetados (portada, índice con hipervínculos, notas al pie, etc). El problema es que no son muy fáciles de conseguir, y que se trata de un formato propietario.

Varias personas me habían comentado que este tipo de lectores demoraban al pasar de página, pero apenas lo noté. El tiempo es menor a un segundo, bastante menos de lo que tardaría en dar vuelta una hoja manualmente. No me pareció que hubiera una diferencia de tiempo significativa entre los distintos formatos.

Batería

La batería dura bastante, no sé si los 7500 cambios de página que promete la especificacion, pero sí lo suficiente para leer uno o dos libros en un período de tiempo de entre una semana y diez días. Imagino que si lo apagara en lugar de dejarlo suspendido duraría un poco más, pero prefiero cargar la batería con más frecuencia en vez de perder unos cuantos segundos cuando quiero leer. Con el cable USB se carga en unas cuatro horas, pero supuestamente con el cargador de pared este tiempo se reduce a la mitad (el problema es que no viene incluido con el lector).

Almacenamiento

La memoria interna es de 512 MB, más que suficiente para guardar nuestras lecturas actuales y nuestra cola de pendientes para los próximos meses, pero que se queda corta si la idea es tener disponible en el lector toda nuestra biblioteca virtual. Para eso cuenta con dos slots para expandir la memoria, uno para el formato de Sony (MS Duo), y otro para una memoria SD común, lo cual me parece un acierto.

Otros

No es un aparato que se pueda utilizar para muchas cosas además de leer libros, ya que a diferencia de otros modelos, no tiene conexión a Internet ni juegos. Sin embargo, cuenta con detalles que mejoran la usabilidad y te dan una mejor experiencia de lectura. Una funcionalidad que me gustó mucho es la de tomar notas: mientras estás leyendo, podés usar una especie de resaltador para marcar frases o párrafos que te hayan gustado para luego releerlas. También se puede agregar texto usando el teclado, o bien a mano alzada con el stylus.

Otra función que me resultó muy práctica fue el diccionario, que aunque lamentablemente no está disponible en español, es más que útil para quienes leemos textos en inglés.

Desventajas

No me gustó para nada el software que trae para sincronizar la biblioteca (Reader Library). Tiende a colgarse en medio de la sincronización (a veces incluso siendo necesario reinstalarlo), y a hacer desastres con los títulos que tienen tildes (reemplaza el carácter por un signo de pregunta, aunque sólo con algunos formatos como rtf). Por suerte existe una buena alternativa, Calibre, que es el que vengo usando desde hace un par de meses. El único inconveniente de este programa es que no realiza automáticamente la conversión de Word a RTF, que sí hace Reader Library.

Otra cosa que se me ocurre que podría resultarle incómodo a los potenciales usuarios es que la entrada para auriculares está en la parte inferior del lector, con lo cual si alguien quiere escuchar música mientras lee, me parece que se le complicaría un poco para sostenerlo, pero como no me gusta leer con música, no lo considero un problema.

Conclusión

Me parece un muy buen gadget, que recomiendo a cualquier amante de la literatura o lector frecuente. Particularmente, lo estoy usando y disfrutando mucho.

Fuentes consultadas

Anuncios